lunes, diciembre 26, 2005

Elliot Sharp´s Terraplane - Do the don´t


Valdivia es para mi la ciudad de los Blues en Chile.

Quizás es por el río, después de todo el blues nació en los pueblos de la rivera del Mississippi, y Valdivia es casi la única ciudad de Chile de la que se puede decir que tiene un río propiamente tal, navegable y todo.

Así que, como estuve el fin de semana de navidad por allá, y me llevé mi iPod conmigo, decidí salir a trotar en las mañanas escuchando Blues.

Busqué en la lista de música, y entre lo que encontré de blues elegí a Elliot Sharp con su agrupación Terraplane, que es lo que estoy colocando en castpost para que escuchen. Elliot Sharp es un multi-instrumentalista (guitarra, saxo y clarinete), con una cantidad de discos impresionante, abarcando una enorme cantidad de estilos; es además uno de los top de la música de vanguardia en NY (compañero de John Zorn, Fred Frith y Bill Laswell en varios grupos), y es un placer escucharlo ejecutando blues conservando la mejor tradición de Robert Johnson, BB King, Menphis Slim,..., pero con esa malicia propia de la vanguardia musical, en que nada es lo que parece a simple vista, o hay más de un plano de escucha.


Powered by Castpost

Les sugiero imaginar esta música trotando a lo largo de la costanera de Valdivia acompañado por gaviotines, taguas y por ahí de vez en cuando aflorando un lobo marino, tomando el puente que cruza a la Isla Teja, pasando al frente del parque Prochelle al lado de la casa del mismo nombre (en la foto), siguiendo por Avenida Los Robles hasta la alameda que entra a la Universidad Austral pasando por supuesto por la entrada del jardín de rododendros, hasta llegar...

...al jardín botánico...

..., trotando por sus caminos internos entre arboles añosos y olor a rocío de la mañana, las bandurrias y los tiuques se escapan al paso del trote, detenerse a hacer un poco de estiramiento y yoga, y no dejar pasar la oportunidad de sencillamente tenderse en el pasto mirando cómo el sol se cuela entre las ramas salpicando de brillos, con el blues rellenando el espacio. Se sugiere levantarse y volver por el mismo camino una vez terminado este tema, pero no antes.

Es una buena manera de empezar un día.

3 comentarios:

Gabriel dijo...

Lo único que siento es que cuando pincho el botón para comentar se me apaga la música que estoy disfrutando cuando he terminado el paseo al trote por Valdivia y has terminado escuchando la melodía tendido en el pasto mirando, observando, deleitándote de los sentidos, activados.
Gracias nuevamente maestro !! y felicidades y éxito te deseo por delante.

Leonardo dijo...

agradezco tu aporte a la diferencia...siempre escucho y no comento, así es que gracias¡

Andrea Brandes dijo...

Yo no troto,...prefiero bailar....