jueves, marzo 23, 2006

Oren Marshall - The Story of Spedy Sponda Part One


Esta fue una tremenda sorpresa/regalo que me traía el número de Diciembre de la THE WIRE (Adventures in modern music), que cada tanto trae un CD de regalo llamado Tapper (éste es el número 14), y en este caso traía el 6to tema del disco "The story of Speedy Sponda Part One" de Oren Marshall, que toca nada menos que ¡tuba! ¿tuba? si, tuba, ¿ la misma esa cómica de las bandas que toca el típico gordito ? si, la misma.

Y lo que más me impresiona es lo maravilloso que suena, música nunca escuchada (lo que más me gusta), y el descubrimiento de que se puede hacer música con hasta el más extraño de los instrumentos.


Este es un tema que comienza con el sonido pleno de la tuba en un ritmo tranquilo muy clásico/contemporaneo como si fuera Steve Reich y lo va acelerando con contrapuntos con otros instrumentos hasta que entra de lleno en un esplendido swing blusero, lamentablemente terminado con un fade-out. Cuando le preguntan qué tipo de música hace, dice "a contemporary classical ambient space heavy metal experimental improvised folk blues", y por lo poco que escucho, me parece que es así. Qué ganas de escuchar el disco completo, pero sólo tengo este tema y al parecer en realidad la mitad del tema original.

En fin, todo un descubrimiento, alguien nuevo en mi radar, para buscar, entender de dónde viene, y disfrutar. En su biografía dice que ha tocado con Derek Bailey y Keith Tippet, pero no sabía nada de él y jamás lo había oido ni siquiera mencionar. Qué alegría más grande la de encontrar algo de nueva música, una nueva mirada. Gracias a THE WIRE, gran revista, y qué buen sub-título: "Aventuras en la música moderna", justo lo que necesito.


Powered by Castpost

2 comentarios:

Nando dijo...

Hola! Necesito hablar contigo... pero no encuentro tu direccion de mail en el perfil... ¿me puedes escribir a nan_garrido@hotmail.com? Gracias!

Oscar Casali Fuentes dijo...

Increíble lo que hace este tipo con la tuba...un instrumento nada tradicional. De él no había escuchado nada. Gran aporte.

Saludos
Oscar